Los tatuajes en España: una historia colectiva y marginal

Ibiza, Rota, Canarias, Port de Sagunt, Alacant, Cartagena, Madrid, Barcelona… La historia de los tatuajes en España no nace en un punto geográfico concreto ni en una fecha especial, sino que surge en el fondo de otros negocios: bares, talleres de motos o la habitación de una pensión. Nace en las ciudades donde llegaban marines, militares y en las ciudades industrializadas donde habitaba la clase obrera.

Nace de muchas formas distintas, pero con un halo marginal que espantaba a una sociedad que aún vivía bajo las normas morales del nacional catolicismo. Nace con nombres propios, que conoceremos a continuación, y, sobre todo, florece gracias a los viajes de estos tatuadores a otros países donde expanden conocimientos y otras técnicas.

Los primeros tatuadores y sus historias

Mao, Fernando Pons y Vicente Pato Leiva. Tres artistas, pero con una historia común. Mao llegó a España con la idea de abrir un estudio de tatuajes. Como no sabía dónde hacerlo su tío, que era militar, le recomendó que lo hiciera en Rota, ya que allí había una base militar. La mayoría eran marines y el negocio prosperaba; no había casi ningún estudio de tattoos en los años 80. Durante los años siguientes trabajó en diferentes ciudades, aunque la principal fue Madrid, y cada vez la demanda de tatuajes fue creciendo.

Historia de los tatuajes en España, Mao

Mao, entregando un premio en una convención en Madrid.


Historia de los tatuajes en España, Vicente Pato Leiva

Fernando Pons haciendo un tatuaje en Valencia en los años 80.

Fernando Pons Esquer fue otra de las figuras clave en la historia de los tatuajes. Después de experiencias por Francia, India o Samoa decidió abrir un estudio en Valencia.

Además, mantenia contacto con Mao quien le ayudó a conseguir máquinas de tatuar. El contacto entre ambos y otros aficionados le animó a crear la primera asociación de tatuadores y amantes de los tatuajes en la Comunidad Valenciana.

 

 

Historia de los tatuajes en España Vicente Pato Leiva

Vicente Pato Leiva haciendo un tatuaje en la trastienda del Bar Boggie en los años 80.

El último tatuador del que hablaremos es Vicente Pato Leiva, aunque su historia está más entrelazada con Barcelona que con España. Vicente nació en Buenos Aires, pero su viaje al Machu Pichu donde conocería a su amigo y maestro Thomas Lockart y su vida en Canadá le ayudaron a interesarse por los tatuajes y su técnica. En los años 80 llegó a Barcelona y empezo a tatuar en la trastienda del bar donde trabajaba como camarero, paso el tiempo y llegó un momento en que había más clientes para tatuarse que para el bar así que su jefe le echó y él, aprovecho la ocasión y abrió el primer estudio de tatuajes en Barcelona (Barna Tattoo) y uno de los primeros en España, si quieres leer la historia completa, puedes leerlo en otra artículo que hemos publicado, la Historia del Tatuaje en Barcelona.

Las convenciones en Madrid y Barcelona: la clave para popularizar la cultura

Hasta los años 90 la mayoría de tatuadores sólo trabajaban para amigos y conocidos. Por una parte, por la dificultad de habilitar estudios de tatuajes como negocios y, por otra, porque fuera de los círculos cerrados de la cultura no había nombres reconocidos. Como ya hemos visto, los tatuadores reconocidos viajaban mucho y la mayoría de estudios estaban en las trastiendas de otros negocios.

Para llegar a la difusión y normalización de hoy en día, las convenciones fueron imprescindibles. La primera se celebró en las cocheras de Sants en 1996 gracias a otros tatuadores ya conocidos como Mao, Vicente o Fernando. Había 10 stands y asistieron unas 3000 personas, lo cual fue una sorpresa. El año siguiente la cantidad de asistentes fue el doble. Tatuadores reputados empezaron a acudir a estos eventos lo que propició que durante la primera década de los 2000 las convenciones siguieran creciendo y también se empezaran a celebrar en Madrid.

Sin embargo, hoy en día estos eventos ya no son iguales debido a que la normativa de los Ayuntamientos es más compleja. Aun así, son una parte fundamental de la historia de los tatuajes en España (y a nivel mundial) ya que han conseguido crear la cultura que conocemos hoy.

Fuentes de las imágenes:

heartbeatink.gr

Gervitz, Jorge (2007). Tatuadores en España.  Editorial JBC.

Valora nuestro artículo para que podamos seguir mejorando, ¡gracias!

Si quieres reservar una cita o tienes cualquier duda puedes contactar con nosotros por teléfono, whatsapp o formulario.

Barna Tattoo

Barna Tattoo ha conseguido juntar un equipo donde se mezclan la experiencia de más de 25 años en el sector con la frescura del talento joven y un equipo creativo con amplia experiencia para conseguir traer al centro de la ciudad condal un estudio referente en el arte del tatuaje.
Barna Tattoo

Latest posts by Barna Tattoo (see all)

Leave a Reply